Nuestra comprensión de las aves se ha visto determinada en gran medida por el trabajo de la gente común y corriente. Después de todo, cualquiera puede salir a la calle y prestar atención a un mundo indómito que revolotea por encima de nosotros.

Este verano, invitamos a los lectores, a los observadores de aves novatos y experimentados, a participar en un proyecto científico en el que estamos colaborando con el Laboratorio de Ornitología de la Universidad Cornell. Recopilaremos observaciones sobre las aves que nos rodean, llenaremos los vacíos de datos y ofreceremos a los investigadores una imagen más clara de la biodiversidad.

Es una labor importante. Se sabe o se sospecha que casi la mitad de todas las especies de aves del mundo están en declive y el cambio climático podría acelerar esta tendencia. Al recopilar datos de este tipo, ayudarás a la toma de decisiones informada sobre la conservación y el estudio de las aves.

A quienes se inician en esta actividad, les proporcionaremos una serie de retos en las próximas semanas, con la finalidad de que empiecen a aportar datos científicos.

Si eres un observador de aves experimentado, tenemos algo más que pedirte. La base de datos científica de Cornell suele recibir menos observaciones de aves en el verano. Así que nos gustaría que las enviaras tan a menudo como puedas, aunque solo sea para registrar las aves comunes de tu zona. Si deseas un reto adicional, ve a otros sitios que no frecuentes donde los datos son escasos.

El proyecto comenzará en breve y terminará en septiembre. Regístrate ahora para ponerte en contacto con una comunidad global de lectores, científicos e investigadores; participa en debates en línea y comparte lo que has aprendido para ayudar a otros. También te enterarás de eventos virtuales, como este. Y puede que incluso descubras una nueva forma de ver la naturaleza.

Para empezar, cuéntanos algo sobre ti. Solo te tomará un par de minutos y el registro es gratuito.

El siguiente paso es descargar Merlin o eBird, las aplicaciones de avistamiento de aves del Laboratorio de Ornitología de la Universidad Cornell. A continuación, haz clic en la frase que mejor describa tu experiencia de observación de aves, y permanece atento a la llegada de un correo electrónico con una serie de instrucciones.

Por favor, ten en cuenta que Merlin y eBird son aplicaciones de terceros con sus propias políticas de privacidad y The New York Times no controla (ni es responsable de) su contenido ni prácticas de privacidad.

Si llevas poco tiempo observando aves, te invitamos a que uses Merlin por ahora. Si tienes algo de experiencia, pero no conoces eBird, te recomendamos tomar el curso básico de eBird de Cornell en español, o al menos ver este video corto antes de comenzar a enviar las listas de control.

Después de llenar el formulario mencionado anteriormente, recibirás un correo electrónico de birds@nytimes.com en los próximos días. Incluirá el primero de una serie de retos diseñados para desarrollar tus habilidades en la observación de aves. Con el tiempo, podrás participar en los retos para observadores de aves más experimentados que se enumeran a continuación.

Si no lo has hecho todavía, regístrate a través del formulario que aparece arriba y descarga la aplicación gratuita eBird. Asegúrate de añadir la etiqueta #NYT en la sección de comentarios de tu lista de control de eBird.

Todas las observaciones son útiles porque la base de datos de eBird del laboratorio de la Universidad Cornell recibe menos información en el verano. Contamos contigo, como parte de este proyecto, para ayudar a llenar los vacíos en los datos científicos a fin de que los expertos puedan entender mejor los cambios en las poblaciones de aves. Si puedes, céntrate en estos lugares para enviar listas de control de eBird:

  • Espacios abiertos no recreativos. ¿Ese árbol de la acera es un lugar habitual para los gorriones comunes? ¿Ese humedal detrás de un Walmart cercano está lleno de vida? ¡Haz la prueba!

  • Zonas alejadas de las carreteras. La mayoría de los puntos reportados de observación de aves se encuentran cerca de carreteras. Cuanto más lejos estés de ellas, mejor.

  • Granjas y campos. Las zonas rurales y agrícolas son algunos de los hábitats donde menos se observan aves. Envía listas de control desde carreteras públicas adyacentes a campos de cultivo, tierras de pastoreo de ganado y otras zonas cultivadas.

  • Las áreas entre las zonas de mayor avistamiento de eBird. Utiliza la pestaña Explorar de la aplicación eBird para encontrar puntos de avistamiento cercanos o lugares compartidos donde otros observadores de aves han enviado observaciones. Ve a observar aves en las zonas situadas entre esos puntos o lejos de ellos.

  • Zonas con pocas observaciones de una especie concreta. ¿Qué especie de ave es común en tu zona? Busca informes anteriores de esa especie en el Mapa de especies de eBird y concéntrate en tu ciudad. Después, visita zonas sin observaciones previas de esa especie y realiza una lista de control.

Recuerda añadir la etiqueta #NYT en la sección de comentarios de tu lista de control de eBird.

La aplicación de Merlin es una herramienta de referencia y aprendizaje. Las observaciones en Merlin no se registran en la base de datos de Cornell, eBird. Para enviar un hallazgo desde Merlin a la base de datos de eBird, sigue las instrucciones en la aplicación de Merlin.

¡Por supuesto! Pero primero regístrate llenando el formulario antes mencionado. Después, sigue utilizando las aplicaciones como de costumbre. Solo asegúrate de informar en eBird si eres un observador experimentado y agregar la etiqueta #NYT en la sección de comentarios de tu lista de control.

Esto nos permitirá entrar en contacto con los lectores del Times en específico.

Si eres un observador de aves principiante, te recomendamos la aplicación de Merlin como herramienta de referencia y aprendizaje, también te permitirá compartir tus observaciones con el Laboratorio de Ornitología de la Universidad Cornell.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *